lunes, 23 de enero de 2012

Fumables

Kique tenía un nuevo amigo; un Chivo casi ciego con un largo historial de alcoholismo. El Chivo bebía: ron, aguardiente, cerveza, tequila, vodka, vino… pero recientemente había probado la base de coca, y se encontraba dentro de esa red drogadicta que hace que por un impulso se conozca más gente de similares apetitos. Y es así que dio la casualidad que Kique lo conoció orinando afuera del Hotel Amazonas

Kique era policía y hacía rondas con su amigo Chacarero. Esa misma noche vieron de lejos al borracho orinando en el hotel…

-Acompáñenos caballero – Interrumpió Chacarero la actividad del Chivo

-Con gusto oficial, disculpe mi atrevimiento…

En ese momento Chacarero recibe una llamada, dice algo a su compañero Kique  y sale a la principal. Acto seguido desaparece en otra patrulla que lo lleva con rumbo incierto

El Chivo está de pié, botella en mano y con una tola sin prender en la boca

Kique lo queda viendo:

-Que tienes ahí?? – aproxima su mano lentamente a su rostro y le quita la pistola de los labios – Donde compraste esto?

- En la calle

- Sube al patrullero


Chivo sube y mira por el retrovisor que Kique destruye el cigarrillo armado con base entre sus dedos, acto seguido se acomoda la gorra, mira en dos direcciones y sube al puesto del conductor:

-Me indicas quien te lo vendió

Chivo queda callado viendo la gente pasar. Kique intenta en vano dar con la persona, ya que el Chivo no lo recuerda

De pronto Kique se envalentona y empieza a hacer paradas violentas contra los brujos del sector. Desde el patrullero les ordena que le den los productos y a otros les quita algo de dinero…

-A ver que tienes?

-Nada jefe…

-No seas tonto, a ver , a ver dame lo que tienes rápido!

El brujo saca algo de su bolsillo y se lo da

-No se lleve mi jefe…

-No me molestes, dime donde está Belleza?

-No la he visto jefe…

El patrullero arranca y realiza a lo largo de algunos puntos, similares extorciones. Hasta que avanzada la noche llegan al exterior de lo que parece un karaokee

-Bájate!

Chivo lo hace, entran al lugar. Es un subsuelo botado, de pocas mesas, frío y solitario. Sale el dueño

-Dame una botella de Tequila y cierra la puerta

Sin decir palabra el sujeto lo hace, únicamente mira con inquietud al Chivo

El policía se retira la gorra , la chamarra, corbata… y tira todo a una mesa abandonada

-Quieres droga? – le pregunta mandón al Chivo. El Chivo lo mira en silencio sin pensar en nada en concreto; Kique saca paquetes de sus bolsillos y los arroja sobre  la mesa. Toma la botella de tequila y la abre con presteza, acerca vasos grandes…

-Sirve – le ordena al Chivo quine lo hace sin decir palabra, mientras Kique toma tabacos de la barra

-Ármalos!

El Chivo escucha atento y comienza la operación

-Sabes por qué no te llevo preso? – de pronto interrumpe Kique

-No

El policía le da otro buen vaso de Tequila, mientras le mira a los ojos

-Eres una persona educada – Hace una pausa – Con tanta mierda que tengo que ver todos los días aquí… ésa droga es tuya. Fúmala!, yo no hago esas mierdas. Salud!

-Salud - responde el Chivo y se avienta todo el vaso de un trago

-Qué bien! Eso es tomar carajo! – Kique se emociona y comienza a bailar solo con su vaso lleno…

Ya en la cuarta pistola Kique le pregunta:

-Que se siente?

El Chivo no experimenta ningún interés en la situación, cansado sigue fumando su basura:

-Nada – responde sin retirar la vista de los ojos inquietos del policía. Kique lo sigue mirando inquisitivo, hasta que finalmente extiende su mano…

-Dame un poco





Texto: Victor Eremita
Arte: Daniel Pico: "Desconocido" 21x29cm (técnica mixta)

No hay comentarios:

Publicar un comentario